Época: Novena Época
Registro: 197961
Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito
Tipo de Tesis: Aislada
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
Tomo VI, Agosto de 1997
Materia(s): Común
Tesis: XXI.1o.74 K
Página: 656

AMPARO DIRECTO. ES PROCEDENTE CUANDO SE RECLAMA EL ILEGAL EMPLAZAMIENTO, ASÍ COMO EL LAUDO DICTADO POR LA AUTORIDAD RESPONSABLE.

Si de la integridad de la demanda de garantías no se advierte que el quejoso tenga el carácter de tercero extraño al juicio, sino el de demandado, y en el caso no se reclama únicamente la falta o el ilegal emplazamiento, sino también el laudo que se dictó en un juicio laboral, en términos de lo previsto por el artículo 159, fracción I, de la Ley de Amparo, por ser el primero un acto de carácter procesal, y el segundo competencia de un Tribunal Colegiado, es procedente el amparo directo, por lo que la sentencia emitida por el Juez de Distrito debe dejarse insubsistente y tramitarse el asunto como amparo directo, en términos del artículo 94 de la Ley de Amparo.

PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO DEL VIGÉSIMO PRIMER CIRCUITO.

Amparo en revisión 143/97. Eutimio Pineda Pineda. 24 de abril de 1997. Unanimidad de votos, con salvedad del Magistrado José Refugio Raya Arredondo, que sostiene consideraciones diferentes a las del relator. Ponente: José Sánchez Moyaho. Secretario: José Hernández Villegas.

Véase: Tesis I.1o.T.81 L que aparece publicada en el Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, Tomo VI, agosto de 1997, página 704.