Época: Novena Época
Registro: 177636
Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito
Tipo de Tesis: Aislada
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
Tomo XXII, Agosto de 2005
Materia(s): Común
Tesis: XXI.1o.P.A.37 K
Página: 1889

DEMANDA DE AMPARO. EL JUEZ DE DISTRITO NO DEBE PREVENIR CON TENERLA POR NO INTERPUESTA, SI EL PETICIONARIO DE GARANTÍAS NO ACREDITA LA TOTALIDAD DE LAS REPRESENTACIONES CON QUE COMPARECE A PROMOVERLA, SINO QUE SU INTERPOSICIÓN SE PROVEERÁ DESFAVORABLE RESPECTO DE LAS CALIDADES QUE NO SE ACREDITEN PLENAMENTE EN EL TÉRMINO CONCEDIDO.

El artículo 146 de la Ley de Amparo prevé que si hubiere alguna irregularidad en el escrito de demanda; si se hubiere omitido en ella alguno de los requisitos a que se refiere el artículo 116 de la propia ley; si no se hubiese expresado con precisión el acto reclamado o no se hubiesen exhibido las copias que señala el artículo 120, el Juez de Distrito mandará prevenir al promovente a fin de que subsane tales cuestiones, en el entendido de que si no desahoga el requerimiento, se tendrá por no interpuesta la demanda, cuando el acto reclamado sólo afecte al patrimonio o derechos patrimoniales del quejoso. Ahora bien, en el caso de que la persona que suscribe una demanda de amparo la formule a nombre de otras, ostentando distintas calidades de representación, pero no acredite fehacientemente la totalidad de éstas, lo correcto es que se le requiera para que subsane tal irregularidad, en el entendido de que si la prevención se satisface en forma parcial, se tenga por interpuesta la demanda de amparo en lo que respecta a la personalidad que fue demostrada. Ello es así, si se considera la variedad de causas que dan origen al supuesto de la representación voluntaria o potestativa, que surgen de la libertad y autonomía de la voluntad, ya que por medio de ésta, una persona faculta a otra para actuar y decidir en su nombre y por su cuenta (fideicomiso, prestación de servicios, representación común, mandato o poder); en tanto que, los motivos que generan la representación legal, en ocasiones se refieren a la necesidad de expresar la voluntad de quien tiene limitada su capacidad de obrar (minoría de edad o interdicción), mientras que, en otros casos, se vinculan con la administración de un patrimonio o sector del mismo, en defensa de su titular (ausente), y en otros, se relacionan con el destino de los bienes, normalmente su liquidación (quiebra, concurso o sucesión), o bien, de entes sin personalidad jurídica (condominio), o diversos investidos de representación orgánica o necesaria (personas morales privadas o públicas). Por tanto, si el accionante del amparo ostenta diversas representaciones bien delimitadas entre sí, el Juez de Distrito no debe prevenirlo de que si no acredita la totalidad de dichas calidades en el término concedido, se tendrá por no interpuesta la demanda, ya que dada la variedad y la específica finalidad de cada tipo de representación, no puede considerarse que se trata de una figura jurídica unitaria, de manera que interpretando correctamente el numeral 146 antes aludido, debe concluirse que la prevención debe ser en el sentido de que la interposición de la demanda se proveerá desfavorable únicamente en el aspecto en que el quejoso no demuestre que actúa en nombre y por cuenta de otro que no puede hacerlo por sí solo.

PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIAS PENAL Y ADMINISTRATIVA DEL VIGÉSIMO PRIMER CIRCUITO.

Amparo en revisión (improcedencia) 266/2005. Consejo Guerrerense 500 años de Resistencia Indígena, A.C. y otros. 16 de junio de 2005. Unanimidad de votos. Ponente: Guillermo Esparza Alfaro. Secretario: Tomás Flores Zaragoza.