Época: Novena Época
Registro: 167655
Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito
Tipo de Tesis: Aislada
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
Tomo XXIX, Marzo de 2009
Materia(s): Penal
Tesis: XIX.2o.P.T.24 P
Página: 2835

PRUEBAS EN EL PROCEDIMIENTO PENAL. LA OMISIÓN DE NOTIFICAR PERSONALMENTE AL DEFENSOR DEL PROCESADO EL ACUERDO DE SU DESISTIMIENTO CON MOTIVO DEL REQUERIMIENTO A ÉSTE POR EL JUEZ DE LA CAUSA PARA QUE MANIFIESTE SI INSISTE O NO EN SU DESAHOGO, CONSTITUYE UNA VIOLACIÓN PROCESAL ANÁLOGA A LA PREVISTA EN EL ARTÍCULO 160, FRACCIÓN VIII, DE LA LEY DE AMPARO.

Si bien es cierto que el procesado tiene el derecho de desistir de las pruebas por él ofrecidas, también lo es que cuando ello ocurre con motivo del requerimiento realizado por el Juez de la causa para que manifieste si insiste o no en su desahogo es necesario que el acuerdo respectivo se notifique personalmente a su defensor, pues de no hacerlo así se vulneraría en su perjuicio la garantía de defensa adecuada, ya que al comparecer sin la asistencia legal debida y sin asesoramiento previo a desistir de medios de convicción de su parte al no conocer la trascendencia de su petición, ello implica una violación a las normas del procedimiento análoga a la prevista en la fracción VIII del artículo 160 de la Ley de Amparo.

SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIAS PENAL Y DE TRABAJO DEL DÉCIMO NOVENO CIRCUITO.

Amparo directo 732/2008. 11 de febrero de 2009. Unanimidad de votos. Ponente: José Manuel Blanco Quihuis. Secretario: Emilio Enrique Pedroza Montes.