Época: Octava Época
Registro: 206098
Instancia: Primera Sala
Tipo de Tesis: Aislada
Fuente: Semanario Judicial de la Federación
Tomo XIV, Noviembre de 1994
Materia(s): Común
Tesis: 1a. VIII/94
Página: 9

SENTENCIAS Y PROVEIDOS DICTADOS POR TRIBUNALES COLEGIADOS DE CIRCUITO. SU NOTIFICACION.

Al quejoso no privado de su libertad personal deben notificarse las sentencias y proveídos que se dicten en los juicios de amparo directo por los Tribunales Colegiados de Circuito, en la forma establecida por el artículo 28, fracción III, en relación con el artículo 29, fracción III, ambos de la Ley de Amparo, esto es, por medio de lista que en lugar visible y de fácil acceso al tribunal, se fijará a primera hora de despacho el día siguiente al de la fecha de la resolución, y si dicho quejoso no se presenta a oír notificación personal hasta las catorce horas del mismo día, se tendrá por hecha dicha notificación y el actuario pondrá la razón correspondiente. De lo anterior se desprende que la Ley de Amparo no impone el deber a los Tribunales Colegiados de que las resoluciones que dicten en los juicios de amparo se notifiquen al quejoso no privado de la libertad personal, en forma personal; sin embargo, ello no es obstáculo para que, en el caso de que dicho tribunal lo estime conveniente, ordene que la notificación se haga personalmente (artículo 30, primer párrafo, de la ley citada). Si en un caso el Tribunal Colegiado que dictó la sentencia en el juicio de amparo directo promovido por el quejoso no ordenó que se notificara ese fallo personalmente al agraviado, de ello se sigue que es correcta la que se le hizo por lista, en los términos establecidos por los citados artículos 28, fracción III y 29, fracción III de la ley de la materia.

Recurso de reclamación en el amparo directo en revisión 664/94. Graciela Negrete Vivanco. 29 de agosto de 1994. Unanimidad de cuatro votos. Ausente el Ministro Ignacio M. Cal y Mayor Gutiérrez. Ponente: Ministro Samuel Alba Leyva. Secretaria: Marta Leonor Bautista de la Luz.